Feeds:
Entradas
Comentarios

Hay un  canal en Youtube que descubrí hace poco que se llama Threadbanger son unos chicos americanos que tienen también una página web dedicada al Do it yourself. Sobretodo me encantan los proyectos de moda.

Tienen varios vídeos de punto pero el último que he visto me ha hecho decidir darle una oportunidad al ganchillo, ya que hasta el momento me había quedado con mis agujitas de tejer. El proyecto es suuuuuper sencillo, además de muy kawaii.

muestra de diferentes bufandas

Foto de Wikstenmade en flickr

Mi interés por el punto ha empezado más bien hace poco. Recuerdo que cuando era pequeña mi abuela me enseñó a tejer con agujas y a hacer ganchillo, pero se quedo con alguna flor malgarbada en ganchillo y dos o tres líneas de tejido con agujas.

Teniendo en cuenta que soy manitas y me encanta hacer manualidades me animé a probar. Esta temporada se lleva muchísimo el punto, y al ver el precio de según que cosas me planteé si me podría salir más barato y mucho más recompensante hacer yo misma mis prendas de punto.

Nunca hubiera imaginado que hacer punto fuera tan relajante, yo que suelo perder los nervios con facilidad cuando no me salen bien las cosas, me he quedado horas calladita y tranquila en el sofa.

Hacer punto es muy fácil y la inversión para empezar es mínima.Así que tampoco debeís gastar un dineral para empezar y luego descubrir que no es lo vuestro.

Para empezar no necesitaís más que un par de agujas de tejer y hilo. Para los primeros proyectos os recomendaría que compraraís unas agujas de diametro ancho y lana gruesa y bien hilada, para que los puntos sean grandes y veaís crecer rápidamente vuestra labor.

En Wool and the gang han sabido dar un cambio a la idea de “manualidad de abuela” y vender sus productos, lanas, agujas, kits…para animar a la gente a empezar proyectos con un perfil más “fashion”, para que me entendaís. El precio es caríiiiisimo, asi que  no os recomiendo que compreís allí sino que opteís por vuestras tiendas locales que os sabrán aconsejar. En Ebay también he encontrado varios vendedores interesantes. Y si quereís rascaros de verdad el bolsillo, en los dos comercios Chinos que tengo cerca de casa he encontrado varios modelos de aguja (de metal, de bambú, de plástico) aunque de diametro fino. Y si teneís suerte puede que vendan ovillos de lana sintética barata para empezar.

En Wool and the gang tienen colgados muchísimos vídeos (en inglés) de los pasos a seguir para hacer punto, aqui Desde los básicos a más avanzados, aunque en youtube mismo teneís miles de vídeos sobre el tema que os pueden indicar como empezar.

Yo iré subiendo mis pequeños proyectos de principiante 🙂 Espero que os animeís, ¿porque no con una bufanda? Que hoy hace mucho frío 😉

un saludo a todos

El furisode, 振袖; es un tipo de kimono, que como su nombre indica, “furi” de balancear y “sode” mangas, su característica principal es la longitud de sus mangas que llegan casi al suelo.

Es llevado por las mujeres jóvenes no-casadas y en ocasiones muy formales, como en la celebración de la mayoría de edad “seijin no hi”, en casamientos de familiares, en la ceremonia del té (aunque pueden llevarse otros tipos de kimono), las mangas largas también son una característica de otros tipos de kimono como el uchikake (sobre kimono de boda), kakeshita…siempre relacionados con mujeres jóvenes.

Los furisode actuales suelen estar relegados como he comentado antes para celebraciones formales, llegando a ser muy elaborados y caros, por eso actualmente las chicas que quieren llevar furisode en su celebración de mayoría de edad los alquilan, ya que si los compraran sus familias podrían gastar más de un millón de yenes en él.
El furisode para que nos entengamos tendrían un significado en el japón actual como los vestidos de puesta de largo de algunas culturas de occidente. Al ser un tipo de kimono formal, sus accesorios también tienen cierto aire lujoso. Los obi que acompañaran al furisode tendrían que ser o fukuro obi, maru obi…relegando a los nagoya y hanhaba de menor formalidad. El obiage suele ser de shibori y tanto el obi como el obijime suele tener hilos metalizados. También los musubi (nudo de obi) suelen ser muy elaborados, así que digamos que es imposible ponerse un furisode una misma sin ayuda de nadie.

Creditos para los siguientes Ombra en flickr Gracias!

http://www.flickr.com/photos/kurokuroneko/2196665265/

La palabra “Kimono” “着物” en sí misma quiere decir literalmente, “cosa para vestir”, así que esta palabra realmente tiene un significado mucho más amplio del que tiene en occidente.
La vestimenta tradicional japonesa o “Wafuku” “和服” fue hasta la era Meiji la vestimenta diaria de la población japonesa, hasta la apertura al exterior del país, que introdujo mediante el comercio y la influencia occidental, la ropa “occidental” de esa época, aunque por entonces la vestimenta tradicional era aún la predominante salvo, altos cargos, familias pudientes, que sí introdujeron la moda occidental en sus armarios.

No fue hasta el pasado siglo, en la época de posguerra japonesa, que realmente el uso de vestimenta tradicional para uso diario empezó a decaer, la influencia americana tuvo mucho que ver, el kimono de uso diario fue herido de muerte. Y poco a poco fue relegado a las ocasiones tradicionales y poco más, siendo considerado por japoneses que querían modernizarse y parecerse más a occidente como una vestimenta anticuada, además de su alto coste.

Aunque al parecer en esta última década se ha dado un nuevo aire a la vestimenta tradicional, usando tejidos más baratos en vez de seda, nuevos diseños, combinaciones, diseñadores, marcas…que han hecho acercar el kimono otra vez a la población.

El material por excelencia usado en su confección es la seda, pero para un uso diario, informal o según la estación puede variar, pudiendo ser de lana, algodón (yukata), sintético (rayon, poliéster)… La pieza que conocemos como kimono, con las largas mangas, cuello en “uve”…es solo una de las piezas de todo el conjunto, ya que el kimono se tiene que acompañar con diferentes accesorios, calzado (zouri, geta), obi (pieza de tela que a modo de cinturón, ciñe el conjunto), ropa interior de kimono, jyuban (bajo-kimono), diferentes piezas de tela para ir sujetando el conjunto (koshihimo)…Tranquilos, no os agobieís ya os iré explicando en próximos posts en que consisten todos los accesorios necesarios.

Según el tejido, el diseño, el motivo con el que esté decorado, el color, si está forrado o no, el largo de las mangas, el largo del propio kimono, tiene un uso determinado en cierta ocasión, estación, celebración…Aquí os explico un par de ejemplos aunque en próximos posts iré ampliando la información y los tipos que hay.

Para las mujeres:

  • Furisode: Para la mujer jovén no-casada, su mayor característica son las largas mangas que pueden llegar hasta el tobillo, de colores fuertes y muy decorados, suelen ser usados en ocasiones especiales, como bodas, celebración de la mayoría de edad…
  • Tomesode: Kimono de máxima formalidad para la mujer casada, es un kimono de color negro, mangas cortas, ornamentado en la parte inferior con los 5 escudos familiares (mon) es usado principalmente en bodas, cuando quién se casa es un familiar cercano a quien lo lleva.
  • Mofuku: kimono completamente de color negro, cuyo único dibujo en él son los 5 escudos familiares, se acompaña con el obi y los accesorios completamente negros también. Uso exclusivo en funerales de familiares cercanos.
  • Iromuji: Este kimono de mangas cortas, puede ser llevado por casadas y no casadas, de un sólo color, puede llevar o no escudos familiares, siendo más formal cuando más escudos lleve, es un kimono bastante versátil, porque según con los accesorios que se lleve y según los escudos familiares, puede ser utilizado como kimono de visita, ceremonia del té, funeral de conocidos, boda…
  • Tsukesage: Kimono semiinformal, puede variar mucho su diseño, pero lo que no cambia es la distribución del diseño, que se encuentra en la parte baja del mismo interrumpiéndose en la parte media de la pieza y volviendo en las mangas.

Para los hombres:

  • “kimono de hombre”: Los hombres también llevan una pieza como las mujeres aunque a diferencia de ellas, los colores suelen ser los mismos y no son decorados ni con flores estacionales, auque si pueden tener pequeños diseños geometricos, creados con el mismo tejer la tela. Pueden ser de seda, de lana, de algodón…
  • Hakama: “Pantalón-falda” para que me entendaís, que llevan los hombres, en ocasiones más formales o para la práctica de artes marciales. Con pliegues y amplia, va ceñida con diferentes cintas a la cadera del hombre hasta llegar a los talones, también es llevada por mujeres en ocasiones especiales como la graduación, antiguamente las universitarias llevaban hakama con botas para ir a clase, para montar en bicicleta, digamos que fue un poco una ayuda para la liberación de la mujer.
  • Haori: “chaqueta” con la misma forma que la pieza central del kimono de hombre (pero más corta) que se lleva sobre él. El haori también tiene versión femenina. Como el kimono de hombre, suelen ser de colores oscuros y ningún diseño en especial, a no ser que sea formal y llevará escudos familiares, aunque el interior de esta “chaqueta” si que podemos encontrar dibujos, diferentes diseños como paisajes, dragones, mitología, animales, ukiyo-e…

Bueno, un poco introductorio este post aunque me ha quedado largo, pero así voy haciendo camino a lo que vaya viniendo después, espero que os guste. Si teneís alguna duda dejad un comentario por aquí abajo, un saludo a todos! 🙂

Hola a toooodos! Me encanta ver fotos como a muchos de vosotros y si son de algo que nos gusta mejor que mejor. En Japón tuve la oportunidad de ver a mucha gente vestida en kimono, menos de la que hubiera deseado, también porque según a que templos la gente va vestida cómoda no en kimono 🙂 Tanto nuestro compañero de viaje; Leo como yo misma siempre que teníamos la oportunidad y sin parecer demasiado “guiri” haciamos fotos a la gente vestida en kimono que iré subiendo poco a poco para que podaís disfrutar de los diferentes estilos que nos pudimos encontrar. Un saludo!

En mi último viaje a Japón hice algo con lo que siempre había soñado, pasearme por Kyoto vestida en kimono. Los que me conoceís sabeís como me gusta la vestimenta tradicional japonesa, que colecciono piezas antiguas, practico kitsuke…pero muy pocos me habeís visto vestida en kimono así que he pensado que os dejaría una mini galería para vuestro disfrute y cachondeo 😀

Reservamos nuestra cita en esta tienda de Kimono-rental; Umesakura ya que me llamó la atención que usarán una marca de kimonos de la que yo tenía el primer obi que compré. Hasta el momento las tiendas que había visto eran muy “turista” los kimonos se veían muy artificiales y  para nada tradicionales, además de caros, asi que opté por ellos y no nos arrepentimos. Lamentablemente tanto la página como el staff sólo hablaban japonés, pero no fue problema para nosotros que disfrutaos enormemente de la experiencia, y creo que los propietarios disfrutaron aún más, y sorprendidos no se creían que con la que estaban hablando de kimonos, de flores segun temporadas y combinación de colores hubiera nacido en un país que no fuera el suyo cuando las chicas japonesas no tienen demasiada idea ni de vestirse ni nada, incluso escribieron una larga entrada en su blog explicando todo el proceso, desde mi primer mail a nuestras conversaciones kimoniles.

El día fue muy muy caluroso, y aunque hacía un sol genial para hacer fotos el hecho de que tuviera varias capas de ropa y que me hubieran cubierto mis curvas mediterráneas con toallas para que me quedara bien el kimono hacia que me derritiera por momentos, asi que la experiencia de pasearnos en kimono la dejamos para visitar el kinkaku-ji y el ryona-ji dejando el resto de visitas del día con vestimenta occidental 🙂 Fue todo un éxito y creo que ninguno de nosotros nos habíamos sentido tan acosados y podríamos decir deseados por los visitantes del kinkaku-ji al que pobrecillo le restamos protagonismo ;), perdí la cuenta para cuantas fotos posé, cuantos chicos y chicas nos decian lo guapos que ibamos o cuantos otros turistas nos pedían donde habíamos alquilado el kimono, si ibamos a alguna performance…XD muy muy divertido

Bueno sin más dilación os dejo con un par de fotos con el precioso Kinkakuji de fondo. /aqui teneís la entrada de la wikipedia que sino me enrollo demadiado./

Pues cuando hoy me siento fatal y ayer parecía que alguien conducía una apisonadora por encima de mi estómago una y otra vez, aprovecho y me pongo manos a la obra con un par de proyectos que tenía en mente ahora que ya tengo mi máquina de coser por supuesto.

La máquina la compré por ebay, es simple y la más baratilla de las que no parecían tan malas y que tenían las funciones más o menos que todas tienen. Porque madre mía lo que cuestan las maquinitas. Aunque si empiezo a darle caña a los patrones que he ido guardando le sacaré provecho.

la foto del anuncio de ebay, ay que mona ellaYa he ido haciendo prácticas sobre retales para ver como funcionaba, y bueno, ya le voy cogiendo el tranquillo después de haberme peleado varias veces con los hilos, bobinas, agujas y de todo pero ya, ya está.  He cosido unas cortinas para la cocina con tela que me sobró de ikea 🙂 y he comprado como 10 metros de tela para hacer cortinas para el salón. Pero antes de nada tenía que hacerle algo a mi perrilla; Yuna. ¿Y que mejor que esta monada?

abrigo para perrosLo encontré en Craftzine y explica como hacerlo, me parece bastante fácil aunque después ya veremos. Seguramente no me centre en el diseño y lo modifique un poco a mi gusto. Y ya que mi madre lo guarda todo, le he robado un par de pantalones y vaqueros míos viejos  que reutilizazaré para  este proyecto. Ya pondré fotos del resultado a ver que os parece.